Marketing del Siglo XXI: Marketing Social y Millennial

¿Qué es el marketing social?

El marketing consistía, desde buen tiempo atrás, básicamente en outbound marketing, un tipo de marketing que interrumpía al consumidor y mantenía una conversación unidireccional con él, en lugar de hablar en diálogo cara a cara.

Pero las cosas han ido cambiando, sobre todo con la irrupción de la Web Social, es el comienzo de una nueva era, la era del inbound marketing, en la que el consumidor y la marca por primera vez están al mismo nivel, conectan horizontalmente a través de numerosos canales y entablan conversaciones de forma bidireccional.

Cronológicamente, estas son las fases por las que ha atravesado el Marketing desde su nacimiento:

  • 1450-1900: Aparece la publicidad impresa
  • 1920-1949: La emergencia de los nuevos medios
  • 1950-1972: El marketing florece
  • 1973-1994: Emerge la era digital
  • 1995-2002: La burbuja punto.com
  • 2003-2014: La era del inbound marketing

Las organizaciones y empresas están aplicando políticas corporativas donde la colaboración y co-creación son la clave del sistema de producción. Desde el 2015 comenzó esta nueva era, la era del marketing social.

Personas que colaboran, crean y descubren juntas , ¿para qué?: Para innovar. Aumentar la competitividad, encontrar nuevos nichos en los mercados cada vez más saturados, optimizar la comunicación con el consumidor, identificar los problemas y potenciar sus soluciones que hagan crecer a la organización.

La innovación es potenciada con la colaboración. Y colaborar es trabajar, crear conjuntamente para alumbrar algo nuevo. Porque la suma de las partes es más que el total, y porque de la colaboración surgen sinergias que de otra forma nunca podrían haberse dado.

Los entornos colaborativos, desde tiempo atrás, han sido gestionados poniendo en el centro a la organización y sus necesidades, no a las personas y sus potencialidades. Ahora es momento de trascender los Sistemas y adaptarse a los Ecosistemas en los que, pueden participar y convivir los expertos en disciplinas que, anteriormente, trabajaban verticalmente, sin que se diese demasiada relación e interacción entre sí.

Lo que Wola quiere decirte aquí, empresario, es que en el centro de los Ecosistemas ahora están las personas. Desde los ecosistemas se observa lo que pasa fuera de la organización y se estimula la creatividad, se potencian los talentos, se retribuyen los valores y se retroalimentan las dinámicas tejiendo una red de aprendizaje constante.

Un ecosistema es, por propia naturaleza, social. Por tanto, son las dinámicas sociales las que hacen de los ecosistemas entornos colaborativos, co-creativos e innovadores.

En estos entornos donde hasta ahora una de las grandes preocupaciones era la seguridad, ahora se busca la cercanía, la humanización de los procesos. Y, como no hablamos de individuos aislados, sino de comunidades innovadoras, se hace necesario atraerles (inbound marketing), generar engagement por parte de los miembros de esas comunidades.

Fuente inagotable de copys e insights de campañas. Cuando sale del mundo de las ideas se encarga de las cuentas de la agencia haciendo de nexo entre clientes y equipo para que todos rememos en la misma dirección.

Escribe un Comentario