Cómo funciona la "araña" de Google ☺ Wola! Publicidad

Cómo funciona la «araña» de Google

Enciendes tu ordenador, pinchas en el navegador y accedes a internet. Se abre una ventana luminosa con el logo de Google y un recuadro blanco; el buscador. Piensas unos segundos, escribes algo en el recuadro, pulsas “enter”… y comienza la magia.

¿Alguna vez te has preguntado por qué al realizar una búsqueda en Google aparecen primero unos resultados y no otros? ¿De qué depende que una página web esté por encima de otra en el índice que el buscador nos ofrece? En internet corre una broma que dice “no hay mejor sitio para esconder un cadáver que la segunda página del buscador de Google”, y lo curioso es que tiene gran parte de razón. Hoy día si tu web no está en la primera página del buscador, es prácticamente imposible que te conozcan.

Este proceso de posicionamiento no es aleatorio, sino que Google sigue un algoritmo con criterios específicos para determinar si una página aparece por encima de otra. Es aquí donde hace acto de presencia la denominada “araña” de Google.

🕷️¿Qué es la araña de Google?

La araña de Google, o mejor dicho, las arañas, son pequeños robots que se dedican a rastrear los sitios webs de internet, las cuales determinarán el posicionamiento natural (SEO) de los mismos. No solo Google tiene arañas, otros buscadores como Yahoo o Bing también tienen las suyas, pero dado que Google es el buscador utilizado para más del 90% de las búsquedas en España, es el que más nos interesa.

Las arañas de Google no se comportan siempre de la misma manera, de ahí que lo que hoy se encuentra con una búsqueda arriba del índice pueda no estarlo mañana. De hecho, el algoritmo de Google cambia hasta 500 veces al año, una vez cada 17 horas, con lo que es importante estar actualizados y cuidar la calidad de nuestro sitio web.

🕸️Las arañas de Google en acción

Estos robots tienen una particularidad, y es que les encanta el contenido nuevo, original y actualizado. Para realizar su rastreo, las arañas de Google parten de un compendio de URLs denominadas “semillas”, de las cuales van dando “saltos” entre los links que van encontrando y actualizando su registro. Todo esto se realiza a una velocidad inimaginable, y estas arañas nunca descansan en su trabajo.

Para realizar esta enorme misión de rastreo, los robots se valen de varios criterios que facilitarán su llegada a una página web en concreto y su posterior indexación. Entre estos criterios, el más importante es sin duda las palabras clave. Estos términos son los que en última instancia determinarán el que un sitio web se enlace a una búsqueda en Google o no, y su éxito en la carrera por el puesto top en el índice de la página.

Otro factor de gran importancia es el “link building” de la web, que realizado de forma correcta facilitará mucho el trabajo de estas arañas. Cuando uno de estos robots entra en nuestro sitio web, lo primero que hace es rastrear el código de la página y en cuanto encuentra un enlace en el mismo da un “salto” a ese link. Es decir, si hacemos un buen “link building” en nuestro sitio web, podríamos ser capaces de cubrir la totalidad del mismo con la entrada de tan solo uno de estos robots. De este factor depende en gran parte la velocidad con la que nuestro sitio web comienza a posicionarse en el buscador o no, proceso que puede variar de horas a incluso meses.

Aparte de los dos criterios mencionados anteriormente existen muchos otros, como la velocidad de carga de la página, la cantidad de enlaces externos naturales que redireccionen a tu sitio web, la calidad del contenido etc. Son tantos los factores, los sitios y las veces que Google cambia su algoritmo, que exigen a los profesionales del SEO estar continuamente actualizados en su labor de posicionamiento.

Como curiosidad, los buscadores estándar como Google solo permiten acceder al 10% del total de páginas webs que están en circulación en internet. El 90% restante pertenece a la “deep web”, a la cual solo se puede acceder con ciertos buscadores especializados. Sin embargo, este tema es lo suficientemente denso como para ser contenido de otro post.

La araña de Google y el SEO son dos caras de la misma moneda, que deben colaborar en conjunto para hacer avanzar la información en internet. Las diferentes empresas que quieran hacer expandir su negocio tienen que subirse a la carrera del posicionamiento, y a las agencias digitales, solo nos queda, ayudarles en su misión.

Más posts

 sobre comunicación, publicidad y marketing digital

Comments

Escribe un Comentario

WhatsApp chat